4 productos que fortalecen la gestión del talento

Estamos atravesando tiempos de profundas transformaciones en los que el desarrollo del talento adquiere un mayor protagonismo, como factor clave de adaptabilidad, productividad y competitividad.

En una época signada por profundas transformaciones, las organizaciones deben prepararse para gestionar el cambio y adaptarse a las exigencias y desafíos que plantea una normalidad en permanente cambio en el marco de la Cuarta Revolución Industrial.

Frente al desafío de impulsar el cambio desde el mindset de cada compañía se deben considerar cuatro tendencias que dominan la gestión del talento corporativo, las cuales fueron destacadas en el Informe Global de Tendencias de Talento 2020 desarrollado por LinkedIn, que plasmamos en el presente artículo.

La pandemia del COVID-19 y la consecuente incertidumbre están acelerando los cambios en la forma en que las organizaciones de todo el mundo trabajan y seguirán haciéndolo en el futuro”, destaca un reciente estudio de Mercer donde se señala que los empleadores se están enfocando en su fuerza laboral, proporcionando habilidades y capacitación a medida que cambian las carreras profesionales por el crecimiento de la inteligencia artificial y los avances tecnológicos. 

Un reciente estudio realizado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), reveló algunas transformaciones que se están produciendo en las organizaciones, o se estima ocurrirán en un futuro próximo, que podrían aplicarse a empresas del resto de los países de América Latina.

La virtualización de los procesos de capacitación dejó de ser una opción, para consolidarse como modalidad imprescindible en la transferencia de habilidades y competencias al puesto de trabajo (al menos mientras dure la pandemia).

La frase de Charles Darwin donde destacaba que “No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio”, hoy aplica perfectamente a las circunstancias que nos toca atravesar, tanto a empresas como a personas.

Estamos viviendo un cambio de época, donde las empresas deben adecuarse a las nuevas dinámicas que impone la pandemia. La capacidad de realizar en forma efectiva las adaptaciones necesarias, impactará directamente sobre los resultados, la productividad y competitividad de las organizaciones.

La adopción masiva del home office a partir del surgimiento del Covid-19, el establecimiento de periodos de cuarentena que aún persisten en numerosas ciudades de América Latina y el mundo, junto con el afianzamiento de esta modalidad laboral con miras a la nueva normalidad, impusieron un doble desafío a las empresas en relación a la capacitación de sus equipos:

Conforme avanza la pandemia y se implementan diferentes modelos de aislamiento, hay sectores productivos que no interrumpieron sus actividades y continúan operando en un marco de nueva normalidad.

Página 2 de 4